Escoliosis y fisioterapia

La columna vertebral vista desde delante y desde detrás debe ser recta o al menos acercarse a ello. La escoliosis es una condición morfológica que conduce a asimetrías que provocan una curvatura o desviación lateral.

Casi todas las personas presentan una pequeña desviación natural y fisiológica de la columna vertebral que no podríamos considerar escoliosis a no ser que la curvatura sea mayor de 10º. Cuando la curvatura es lo suficientemente significativa puede llegar afectar a otras zonas adyacentes; por ejemplo, podríamos encontrar una cadera, omóplato u hombro más alto que el contralateral.

CAUSAS

En la mayoría de los casos el origen es desconocido y por eso la llamamos escoliosis idiopática. Son inferiores los casos en el que origen está relacionado con causas neuromusculares (como parálisis cerebral o distrofia muscular), defectos de nacimiento o infecciones de la columna vertebral.

CLASIFICACIÓN:

Según la localización de la curvatura:

  • Escoliosis lumbar (parte baja de la espalda).
  • Escoliosis dorsal (parte superior de la columna).
  • Escoliosis dorso lumbar (zona céntrica y baja de la espalda).

Por edad:

  • Escoliosis infantil: En los niños de 3 años o menos.
  • Escoliosis juvenil: En los niños de 4 a 10 años.
  • Escoliosis adolescente: En los niños mayores de 11 a 18 años.

DIAGNÓSTICO:

A la hora de realizar el diagnóstico de una escoliosis, se utiliza habitualmente la radiografía. El principal parámetro que se mide en la misma es el ángulo de Cobb.

En Clínica Olea también llevamos a cabo un reconocimiento general de diferentes parámetros relevantes, como son entre otros:

  • Dismetría de extremidades.
  • Estudio miofascial.
  • Deformidad de la espalda.
  • Antecedentes

TRATAMIENTO:

La mayoría de los casos se pueden abordar mediante tratamiento conservador que puede ser combinado con corsé, dependiendo del grado de escoliosis y el riesgo de progresión.

Utilizamos técnicas de terapia manual que sirven para mejorar la movilidad y relajar la musculatura. Sin embargo, el ejercicio terapéutico y el trabajo activo es el que va a ser efectivo. En Clínica Olea utilizamos el método pilates que se centra en el reequilibrio de la musculatura activando las zonas débiles y relajando o estirando las que se encuentran con excesiva tensión siendo un excelente agente terapéutico.

Un buen servicio profesional puede abordar la gran labor de explicar, educar y asesorar tanto a pacientes como a sus familiares. Además, en muchas ocasiones realizamos detección precoz.

El tratamiento quirúrgico está indicado en pacientes con curvaturas superiores a 45º según ángulo de Cobb.

TIPS

  • Nunca lo consideraremos como una patología (ya que no tiene porqué generar dolor…) como mucho puede hacer que tengamos más predisposición a que aparezcan.
  • No debe servir como condicionante para limitar actividades y práctica deportiva.
  • Hay que entender que el proceso es largo ya que no es tan sencillo como decirle a un niño que se ponga recto y la evolución se mide a largo plazo.